Líderes del sector turístico en República Dominicana se capacitan en temas de biodiversidad

Líderes del sector turístico en República Dominicana se capacitan en temas de biodiversidad

  • La iniciativa se realiza en el marco del proyecto para la restauración y protección de la diversidad biológica marina y costera del mar Caribe, financiado por la UE e implementado por la Agencia de Cooperación Alemana GIZ, en cooperación con los miembros de la Biodiversity Partnership Mesoamerica, Global Nature Fund y el CATIE.

 Más de 40 líderes del sector turístico locales entre representantes de asociación de hoteles, miembros del clúster turístico, autoridades locales, turoperadores, cooperativas de agricultores y pescadores, se capacitaron sobre la importancia de la biodiversidad para el desarrollo económico de la región de Samaná e intercambiaron experiencias sobre el impacto del turismo, la agricultura y la pesca.

La Mesa Redonda Regional en Samaná, República Dominicana realizada el martes 12 de diciembre del 2017 tuvo el objetivo de sensibilizar al sector turístico y su cadena de suministro sobre la importancia de la biodiversidad como capital natural para el desarrollo sostenible e impulsar acciones concretas hacia la protección y recuperación de la misma.

Samaná y su península poseen innumerables riquezas naturales, paisajes coloridos, cascadas, arrecifes de coral, cuevas, manglares que generan motivaciones de visitación. Destacándose el Parque Nacional Los Haitises, el Salto El Limón y Cayo Levantado, entre otros.

La Bahía de Samaná es conocida por albergar una multitud de playas naturales de arena blanca, bañadas por aguas cristalinas, con palmeras y cocoteros. Esta Bahía también es un santuario entre los meses de diciembre a marzo para el avistamiento de Ballenas Jorobadas.

Según Marion Hammel, asesora de la Comisión Europea en temas de turismo y presidenta de la organización Global Nature Fund, socio de la Biodiversity Partnership Mesoamerica (BPM), “la Mesa Redonda en el destino turístico de Samaná confirmó los crecientes problemas ambientales del destino que afectan gravemente a la biodiversidad de la Península: la falta de gestión adecuada de basura y de aguas residuales, la dramática destrucción de arrecifes de coral por las anclas de las lanchas y cruceros así como la pesca indiscriminada, la erosión de playas o la afluencia masiva de turistas en el Salto del Limón…y todo agravado por los impactos del cambio climático”.

“Tener un tercio de la superficie declarada como área protegida es bueno, pero no es suficiente para posicionar Samaná exitosamente como destino de turismo sostenible en el mercado internacional”, afirmó Hammel, “la implementación de un Plan de Acción de Biodiversidad con medidas apropiadas y efectivas es urgente – y más aun teniendo en cuenta los planes de crecimiento turístico del Ministerio de Turismo con el objetivo doblar el número de habitaciones hoteleras y el número de turistas al año”.

La experta afirmó que con el Clúster turístico, el destino tiene una estructura adecuada para implementar un Plan de Acción y darle seguimiento.

“Muchas actividades discutidas en la mesa redonda requieren la cooperación pública-privada. Los empresarios y ONGs presentes reclamaron regulaciones para el uso de los espacios protegidos así como un control estricto de su implementación. Los Ministerios de Turismo y de Medio Ambiente deberían trabajar juntos estrechamente – lo que ahora no es el caso. Y de parte de los empresarios no solamente se requiere el cumplimiento de las leyes sino además una participación activa y apoyo financiero para la recuperación de ecosistemas como los arrecifes de coral”.

“Todavía Samaná está a tiempo de cambiar y empujar el desarrollo hacía un destino turístico “Hotspot de Biodiversidad y de Turismo Sostenible”, seguir con el “Business as usual” lo convertirá en un destino más de turismo de sol y playa – como hay miles y miles en el mundo”, afirmó Hammel.

Por otra parte, la Directora del Clúster Turístico de Samaná y de la Asociación de Hoteles y Empresas Turística de Samaná, Fanny Jones, organización colaboradora de este encuentro comentó que Samaná es una provincia con una belleza exuberante y que una de las prioridades de este destino es promocionarse como respetuoso del medio ambiente, afirmó que “los resultados de esta mesa permitirán identificar puntos de influencia y proponer medidas prácticas que contribuyan a la conservación y promoción de la biodiversidad local”.

A la fecha se han desarrollado dos Mesas Redondas Regionales “Biodiversidad y Negocios en República Dominicana, la primera en Montecristi en junio de este año, en la cual se capacitaron más de 45 actores del sector público y privado relacionados a la actividad turística. Este esfuerzo se hace como parte del proyecto “Biodiversidad y Negocios en América Central y República Dominicana: Contribución del sector turístico para la restauración y la protección de la diversidad biológica marina y costera en el mar Caribe”, financiado por la Unión Europea e implementado por la Agencia de Cooperación Alemana GIZ.

Contacto                          

Svenja Paulino

Directora

Programa Desarrollo de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad

Agencia GIZ, Costa Rica

Tel. 506 4052-2782

[email protected]

Leer más
Compartir

Publicado por 

Enter your keyword: